Seleccionar página

10 claves para vencer el efecto rebote

Muchas mujeres se pasan casi toda su vida a base de dietas, la cogen, bajan de peso, la dejan, suben de peso, y este hecho es conocido por el famoso “efecto rebote”.

¿Por qué sucede el efecto rebote? Pues como acabo de comentar, sucede porque tenías unos hábitos que te hicieron perder peso, pero al dejarlos de manera tajante y al cambiar tus rutinas por otras menos saludables te ha pasado que has vuelto a recuperar la mitad del peso que habías perdido o más.

El efecto rebote al principio suele pasar de manera invisible, en el momento que te das cuenta dices.. “¿cómo he vuelto yo otra vez a recuperar todo esto? ¡Si no me he saltado la dieta!”, pero déjame decirte que si, que seguramente te has confiado y te la has saltado más de un día.

A continuación te voy a dar las 10 claves para vencer el efecto rebote que necesitas. Es importante que antes de darle vueltas a tu cabeza y estresarte por lo que te ha pasado con tu peso, tomes aire y pienses que si has cambiado una vez, puedes hacerlo otra y ya de una vez y para siempre.

1.- TENER CLARO QUE QUIERES HACER TU VIDA  DE MANERA SALUDABLE.

Para tener claro este punto número 1 lo primero que tienes que olvidarte es de hacer dietas. Si, si… como me lees. Cuando la gente habla de dieta se la toma como algo esporádico, que no va a durar en el tiempo, y esa es la gran equivocación que solemos cometer la mayoría de las mujeres cuando decidimos cuidarnos… ¿Por qué sucede eso? ¿Quieres hacer dieta ahora pero dentro de un mes no? ¿Por qué te quieres cuidar bien unos meses y no toda la vida?.

Así que lo mejor es hacerse un plan de alimentación equilibrado, rico en todos los nutrientes y sólido para que nunca quieras abandonarlo. Un ejemplo de este tipo de menús lo tienes en el ebook “CÓMO ADELGAZAR COMIENDO EN 30 DÍAS” que está a tu disposición por sólo 7€ en esta web..

2.- IR PERDIENDO PESO DE MANERA PAULATINA.

La segunda clave para ganarle el pulso al efecto rebote es no intentar perder más de 1kg a la semana. Al principio puede que sí elimines más, porque harás cosas que antes no hacías, por ejemplo, andar, o beber más liquidos, por lo que el cuerpo al principio puede eliminar más toxinas, pero una vez acostumbrado irás perdiendo peso más despacio y por eso no debes de pensar “que ya no funciona lo que hacías” sino que el cuerpo se ha estabilizado y lo estás perdiendo de manera correcta.

3.- NO PASAR HAMBRE

Si te has dado cuenta, cada clave va reforzada por la anterior, por lo que si te conciencias que lo que vas a hacer es cuidar de tu salud y no dieta, si vas perdiendo peso lenta pero segura y además no pasas hambre.. ¡lo tienes medio hecho ya!. El gran inconveniente de pasar hambre sólo es que al final, vas a caer en comer lo que no debes. Sobretodo por el hecho de pensar que lo tienes prohibido, siempre queremos lo que no tenemos y con la comida no va a ser diferente. Si pasas hambre, no estás alimentándote correctamente y deberías de pensar en cambiar la manera en la que lo estás haciendo.

4.- NO ELIMINAR NINGÚN TIPO DE ALIMENTO DE TU PLAN DE COMIDAS.

La mayoría de dietas que están a nuestro alcance se basan en eliminar uno o varios tipos de alimentos de tu vida, puede ser el arroz, la pasta o incluso la patata. Caer en esto es un error porque una vez que has perdido el peso deseado, lo que vas a hacer es abandonar la dieta que tenías y ponerte a comer un buen plato de pasta a la carbonara para celebrar… ¿es o no? Por lo que finalmente termina desembocando en un efecto rebote bestial. Para que un plan de alimentación sea sano y duradero tiene que tener de todos los grupos de alimentos, para no crearle al cuerpo ningún tipo de necesidad por alguno en concreto.

5.- DISFRUTAR COMIENDO

Esta clave para vencer el efecto rebote para mí es la más importante, aunque sea la 5, debes de tenerla cómo la 0, la esencial, y es que tienes que disfrutar de cocinar lo que te vas a comer, tienes que saborear lo que comes y no dudar de que lo que haces está bien. Las dietas que puedes conseguir por ahí son aburridas, sosas, sin variedad de alimentos y eso no hace disfrutar a nadie, al contrario, terminas mandándola al carajo porque ¡ACABAS ODIÁNDOLA!

6.- UNA BUENA ALIMENTACIÓN NO EVITA QUE TENGAS VIDA SOCIAL

Esta clave es el dolor de cabeza de muchas mujeres. Y te pongo un ejemplo. Llega el fin de semana, te invitan a comer a cualquier bar y lo primero que dices es..”estoy a dieta, no puedo comer esto o lo otro”.

Olvídate de eso, tienes que disfrutar de tus salidas y si cae una copa de vino ¡ALEGRÍA PAL CUERPO!. Sabes que al día siguiente recuperas tu rutina y además salir y cambiar tus hábitos por un día puede hasta ser beneficioso para tu cuerpo, le das un susto calórico y haces que el metabolismo despierte y siga funcionando. ¡Sal y disfruta de tu gente que es la mejor dieta!

7.- SI COMES EN EXCESO, TOCA COMPENSAR

Esta clave tiene su “aquel” y compensar no quiere decir..” saltarse la próxima comida o estar a base de pan y agua 3 días ” . Lo que significa es que si por el mediodía te fuiste de comida y comiste algo más calórico, por la noche compensa con una tortilla de gambas o de atún por ejemplo. Es todo más sencillo y fácil que no comer, ya que hacer pasar hambre al cuerpo es subir el primer escalón del efecto rebote. 

8.- IR ACTUALIZANDO TU PLAN DE COMIDAS SI LLEGAS A TU PESO IDEAL

Una vez que hayas llegado al peso que deseas, siempre puedes ir jugando con lo que vas comiendo, no tienes que hacerlo todo tan a rajatabla, te puedes permitir algunos “caprichitos” y no va a pasar nada. Aquí juega un papel muy importante tu fuerza de voluntad, ver hasta dónde has llegado y saber que no quieres volver donde estabas te ayudará a mantener tu objetivo para siempre.

9.- MOVER ESE CUERPO SERRANO

Si pensabas que el deporte estaba fuera de estas claves… ¡Lo siento! . Hacer deporte libera endorfinas y hace que te sientas FELIZ. No tienes que quemarte al gimnasio ni hacer una series de deporte HIIT. Solamente saliendo a andar todos los días al menos 30 minutos al día, activas tu metabolismo, mejoras tu circulación, y te sirve para desestresarte del trabajo, los hijos y todo lo que te suede a lo largo del día, debes de tomarlo como “TU MOMENTO”, no te permitas no disfrutarlo.

10.- CAMBIA POR DENTRO PARA MANTENER TU CAMBIO POR FUERA

Y para finalizar decir que el cambio de hábitos es una carrera de fondo, no puedes volver atrás ni para coger impulso. Una vez que hayas conseguido tu objetivo tienes que estar segura de que no vas a volver por el camino que llevabas antes, no es nada fácil mantener unos nuevos hábitos, el cuerpo tarda 21 días en reconocer lo nuevo y cambiar pero lo mismo que cambia para bien, lo hace para mal, por lo que debes de motivarte y trabajar con tu autoestima cada día para sacar lo mejor de tí y avanzar hasta donde tú desees.

Espero que te haya gustado este post sobre las claves para vencer el efecto rebote y que lo compartas mucho por las redes sociales.

Summary
Review Date
Author Rating
51star1star1star1star1star
A %d blogueros les gusta esto: