Cafe blanco

En el mundo entero, el interés por el café y las bebidas relacionadas con él se ha incrementado. Con el despliegue de tiendas de café como Starbucks y Trader Joe’s, más personas están probando distintos géneros de café. Un tipo de café que ha llamado la atención de muchos entusiastas de esta bebida es el café blanco. Aunque puede que no sea bien conocido para el público general, el café blanco despierta el interés de los especialistas debido a su proceso de torrado y su sabor especial.


Cafe blanco

Orígenes

Los dueños de la tienda de café Lian Thong desarrollaron el café blanco en un pueblo malayo llamado Ipoh a principios del siglo XX. Los dueños deseaban brindar a sus clientes algo único, y también estudiaron diferentes formas de preparar un nuevo tipo de café. Eventualmente desarrollaron el café blanco, que comenzó a ser demandado en los aledaños de Ipoh. Los visitantes gozan también de esta bebida singular en la ciudad, que lidera el comercio de café blanco en los mercados de ultramar. El café blanco ha ganado popularidad en países como Australia, Inglaterra y los E.U..

Cafe blanco, bebida típica del Líbano

Como sabemos, Oriente se caracteriza por ser un territorio de muchas tradiciones, la mayor parte exquisitas y también interesantes en lo que se refiere no solo a la gastronomía, sino a la gran variedad de bebidas sanas que nos ha legado desde hace siglos (un buen ejemplo de ello es el té, por poner un ejemplo).

Pero la bebida de café blanco recibe ese nombre tan especial por el hecho de que, al café común, se le añade una cucharadita de agua de azahar a la hora de ser preparado, convirtiéndolo en una pluralidad interesante para tras comidas copiosas.

Existen algunas diferencias ilustrativas que nos permitirán comprender lo particular de la bebida y su producción. En el caso del café negro, y dependiendo de la densidad que quisiéramos conseguir a la hora del consumo –más fuerte o bien menos fuerte- los granos de café se tuestan en períodos de tiempo diferentes. Más tiempo de torre, o bien menos tiempo de torre, dependiendo el tipo de producto que se quiere obtener. El café blanco, por su lado, se tuesta acompañado de margarina y así –si bien no llega a ser blanco a pesar de lo que indica su nombre- consigue una tonalidad más clara.

Entre tantas tradiciones que se reconocen en Oriente y de igual forma, en el Líbano, el consumo de café se erige como una de las más antiguas, acompañando sobremesas desde tiempos inmemoriales. No solo la gastronomía sino también la variedad de bebidas que allí se toman hacen del Líbano una tierra plural y diversa.

La cocina libanesa –reconocida como una de las más sofisticadas del mundo- , nos dice que para una preparación óptima, al café blanco se le agrega una cucharada de azahar –flor blanca del naranjo o limonero- y de este modo puede ser elaborado, consiguiendo una gran suavidad y configurándolo como una interesante alternativa para beber luego de una comida abundante.

Cómo preparar café blanco: receta

Ingredientes primordiales

Cucharadas de café (equivalente a dos tazas)

dos cucharadas de azúcar

4 cucharaditas de agua de azahar

dos tazas de agua

Pasos para preparar el café blanco

En primer lugar prepara el café que más te guste, mas el equivalente a dos tazas grandes.

Cuando el café esté listo, añade una cucharadita de agua de azahar en cada taza de café.

Agrega azúcar al gusto.

A %d blogueros les gusta esto: