fbpx

Como adelgazar comiendo sano y haciendo deporte

Hay tres caminos que te llevan a la meta de estar en forma. Un camino es comer bien, otro es quemar más calorías de las que consumes y el tercero es lo que caperucita llamaría «un atajo», y no es más que la mezcla de los dos.

Lo complicado es ponerse a hacer deporte cuándo somos seres sedentarios y queremos adelgazar pero sin esforzarnos lo más mínimo. En el post de hoy te voy a contar como adelgazar comiendo sano y haciendo deporte, y además hacerlo de manera que no te resulte agresivo ni tan cansado como te imaginas.

La diferencia entre los caminos comer bien, hacer mucho deporte o comer bien y hacer deporte

El camino del comer bien

El primer camino con el que te vas a encontrar a la hora de ponerte en forma va a ser con el de las comidas.

La mayoría de personas comen mal. O comen mucho o comen poco, se saltan comidas, se dan atracones, apenas comen para «compensar» si el día anterior se fueron de comilonas con la familia o los amigos..y etc.. podría seguir con una larga lista de excusas emocionales que nos ponemos a la hora de alimentarnos.

Si has decidido renovar tus hábitos con la comida y empiezas a comer cada 3-4 h , tomas fruta entre horas, tomas líquidos para ayudar a tu cuerpo a hidratarlo e incluso te propones dormir 8h diarias para descansar bien es posible que empieces a perder peso, pero es lógico que no va a ser de un día para otro.

Puedes empezar a notar la pérdida de volumen y de peso a partir de los 10 o 15 días que comienzas a alimentarte mejor, ya que el cuerpo va a notar el cambio en tu alimentación, sobretodo si eras propensa a comer entre horas un dulce y no una fruta. Pequeños cambios logran grandes resultados.

PERO… llegará un momento, 3, 4 o 6 meses en que te estanques porque el cuerpo se acostumbrará a comer bien, por lo que si eres sedentaria conseguirás mantener tu peso, pero no perderlo.

Este camino no te hará perder peso a largo plazo.

El camino de quemar más calorías de las que consumes

El segundo camino que puedes tomar a la hora de perder peso es el de quemar mayor número de calorías de las que consumes.

Si el primer camino lo das por perdido porque te gusta comer muy de vez en cuando «malamente» y aun así quieres perder unos kilos de más puedes optar a quemar con el deporte las calorías en exceso que consumas a lo largo del día.

¿Cómo lo puedes hacer?

  • Apuntar cada cosa que te comas, puedes usar cualquier app del móvil que entras el código de barras y te dice cuántas calorías tiene lo que vas a comer o beber.
  • Elegir un deporte dónde te muevas bastante, puede ser spinning, boxeo, running..etc.

¿Dónde veo yo aquí el fallo? Pues que terminarías obsesionándote con lo que comes y agobiándote pensando en que lo tienes que perder.

Sucede lo mismo que con el primer camino, perderás peso en las primeras semanas, pero una de dos, o tienes que hacerte una dieta expresamente basada en calorías y no en nutrirte y alimentarte bien o tienes que hacer más deporte de la cuenta para quemar las calorías que te has comido de más.

Por lo que definitivamente el segundo camino no es aconsejable ni te va a permitir tener la vida saludable que te mereces a largo plazo.

Tercer camino, el atajo y la pareja perfecta

Se ha demostrado de manera científica que a largo plazo lo que funciona en las dietas es combinar la buena alimentación con el ejercicio físico

Alimentarse correctamente y moverse mejora las funciones orgánicas de nuestro cuerpo, nos hace sentir más activas y emocionalmente conscientes de que lo estamos haciendo bien. Si a eso además le añades 30 minutos de caminata, un poco de gimnasio o de natación, quemarás grasa corporal por lo que el cambio está asegurado.

Los cambios los vas a notar prácticamente desde los 4 o 5 primeros días, el cuerpo va a empezar a perder volumen notoriamente, este camino es muy eficaz para la pérdida de peso de manera eficiente.

Yo quiero coger el atajo ¿y tu? Déjame tus comentarios, me gusta leerte.