Crema fria de vegetales para perder peso en quince días

Si deseamos perder peso es importante que, aparte de tomar esta crema, limitemos o bien evitemos el consumo de harinas refinadas, azúcares y fritos, así como de refrescos
Otoño y primavera son las mejores estaciones para depurar el organismo y perder peso de forma equilibrada para lograr nuestro peso ideal.

En el artículo te proponemos una manera fácil y agradable de lograrlo, incorporando una sorprendente crema fría de vegetales a tu nutrición durante 15 días. ¡Pruébalo!


¿Alimentos para perder peso?

Estamos habituados a contar calorías, una teoría conforme la cual todos y cada uno de los alimentos engordan aproximadamente.

No obstante, este sistema no es totalmente acertado para perder peso, ya que hay alimentos que queman más calorías a lo largo de su digestión de las que contienen.

De este modo, al consumirlos estaríamos perdiendo peso.

Una manera de incluir varios de estos alimentos adelgazantes en nuestra nutrición consiste en prepararnos batidos o cremas. En el artículo te planteamos una crema fría de vegetales crudos, afín a un gazpacho mas más saciante, para asistirte a perder peso sin pasar apetito y, además de esto, mejorando tu salud en general.

¿Por qué razón esta crema adelgaza?

La crema que te proponemos contribuye a perder peso gracias a las siguientes propiedades:
Es diurética, con lo que ayuda a combatir la retención de líquidos y evitar la hinchazón.

Esto se logra mejorando la función de los riñones.

Es depurativa, una cualidad que nos deja quitar toxinas del organismo y que todos los órganos funcionen mejor, lo cual deja que el cuerpo tienda a su peso saludable. Es saciante, merced a su alto contenido en agua y fibra.

Esto nos ayuda a sentirnos satisfechos y perder peso sin pasar apetito.

Además, esta fibra favorece el tránsito intestinal y previene el estreñimiento.

Esta crema reemplaza la mitad de una comida, tanto si la tomamos al mediodía como de noche, lo que quiere decir que únicamente tendremos que agregar una ración de proteína a nuestro menú.

Hay quienes optan incluso por tomarla como desayuno, lo cual no es obligatorio para perder peso, mas es una costumbre muy saludable.

¿Qué ingredientes lleva?

Apio Genial depuratorio, el apio nos ayuda a suprimir líquidos y a tener una piel bonita y sana.

Es un comestible indispensable en cualquier dieta saludable para perder peso.

Pepino El pepino es un vegetal muy rico en agua con un alto poder diurético.

Además de esto, es bajísimo en calorías.

Espinacas Los vegetales de hoja verde son ricos en fibra y bajos en calorías, por lo que no pueden faltar en nuestra crema. Además de esto, las espinacas destacan por su aporte de minerales, sobre todo de hierro.

Tomate Además de ser un potente antioxidante, el tomate es muy diurético y tiene muy pocas calorías.

Aguacate Nuestra crema asimismo necesita grasas saludables para asistirnos a perder peso.

El aguacate nos las aporta, como una buena cantidad de proteína vegetal, que nos permitirá perder peso en la zona de la cintura. Asimismo contiene mucha fibra.

La pimienta de Cayena, añadida en muy poquita cantidad, estimula el metabolismo y nos ayuda a quemar más calorías.

El aceite de coco es, como el aguacate, una grasa saludable que nos ayuda a perder peso, sobre todo en la zona de la barriga.

Cantidades para nuestra crema diaria

Para realizar nuestra crema diaria necesitaremos las siguientes cantidades, que nos darán dos buenas raciones de crema:

Una rama grande de apio, preferiblemente ecológico, tierno y muy verde

Un pepino

Un puñado de espinacas tiernas y frescas

2 tomates maduros, preferentemente ecológicos

½ aguacate grande o uno mediano

Un pellizco de pimienta de Cayena en polvo (al gusto)

Una cucharada de aceite de coco virgen extra (15 g)

1 vaso de agua (200 ml)

Una pizca de sal marina

 ¿En qué momento y de qué forma la tomamos?

A lo largo de 15 días consumiremos esta crema repartida en dos tomas, una en la comida y otra en la cena.

Esta crema será el primer plato, el cual acompañaremos de una ración de proteína, que puede ser:

Carne magra.

Pescado.

Huevo.

Legumbres.

Un puñado de frutos secos.

De postre optaremos por una manzana, una pera, un trozo de piña o de papaya.

Durante esos días evitaremos consumir harinas refinadas, azúcares y fritos.

Si deseamos comer un tanto de pan, optaremos por una pequeña ración de pan de cereales por la mañana o bien al mediodía.

De noche es mejor evitarlo.

A %d blogueros les gusta esto: