Ejercicios si no tienes total movilidad

Ya conocemos cuán importante es disfrutar de un hábito saludable y, ser constantes con el. Pero, ¿cuándo tenemos impedimentos o una movilidad reducida? Es fácil rendirnos e incluso pensar, que no existen ejercicios para tales perfiles con costosa movilidad pero, déjame decirte que lo imposible solo se encuentra alojado en tu mente. Y hoy, vamos a ver qué fácil es poder hacer ejercicios si no tienes total movilidad.

Antes de empezar, te voy a pedir que tengas en cuenta que para ser practicantes de ejercicio, en Adelgazar Comiendo, aconsejamos siempre, ser constante. Así es que, si estás comprometida a ser constante, entonces sí, estás preparado para comenzar.

 

Ejercicios-si-no-tienes-total-movilidad


Ejercicios si no tienes total movilidad

Si bien es cierto que no todos somos de la misma condición, constitución ni metabolismo. En lo que sí coincidimos es que no podemos aferrarnos a la imposibilidad que ‘’pensamos’’ o ‘’recreamos’’ en nuestra mente por simples rumores que éste tema lleva consigo. Los rumores infravaloran siempre las situaciones y esta causa conlleva muchos factores negativos para nuestra salud en general.

Ejercicio cardiovascular, de tonificación y flexibilidad:

El ejercicio cardiovascular mejorará la circulación sanguínea y por lo tanto, beneficiará el sistema cardiorrespiratorio, mientras que la tonificación es aconsejable para prevenir la debilidad de tejidos, y favorecer la movilidad.
Esto también se aplica a las mujeres embarazadas, que favorecen al desarrollo de dicho embarazo y la gestación, enriqueciendo de salud al bebe.
Cuáles son los mejores ejercicios si no tienes total movilidad

Entonces, hablemos de cuáles son los mejores ejercicios en este caso y sus beneficios. Si hablamos de ejercicios, los mejores son aquellos de bajo impacto, que no impliquen un sobre esfuerzo y que no duren más de 40-60 minutos diarios. Pues tampoco debemos excedernos en la práctica.

Las actividades recomendadas, ejercicios más aconsejables son: natación, la marcha moderada o incluso el ejercicio aeróbico acuático. Pues permiten disminuir así, el peso corporal, haciendo reducción del impacto y las molestias propias del sobrepeso.

También son aconsejables ejercicios como pilates, yoga, taichi u otros, evitando siempre disciplinas que incluyan saltos, riesgo de caídas o cualquier situación que de mayor dificultad y ponga en riesgo nuestra condición y/o comodidad y estado emocional.

Añadiendo por supuesto, el acostumbrarnos a caminar media hora diaria como hábito casi obligatorio, para evitar que nuestras piernas se entumezcan y aparte que el sedentarismo habitual  no es beneficioso para ningún perfil de movilidad total o reducida.

Cabe destacar que, cuando las mujeres se encuentran embarazadas, muestran también en los meses superiores, una alta tasa de movilidad reducida que hace que las cabezas estén repletas de preguntas como por ejemplo,

¿Se puede correr durante el embarazo? Sí, es posible, pero todo depende de cada embarazo así como de la embarazada. Como hablamos, cada cuerpo es un mundo y pueden sufrir modificaciones muy distinguidas de otras mujeres, pero si ya por ejemplo eres una mujer que corres con habitualidad, podrás continuar con la rutina, e ir reduciendo la intensidad del ejercicio si ves que así lo requieres (RECUERDA que el exceso no es sano para nadie).

Si nunca has corrido, no practicabas éste hábito, si el embarazo es de riesgo y tu médico no lo autoriza, no corras pero haz ejercicio, tienes variedad de opciones para permanecer activa durante la gestación. No olvidemos consultar siempre las dudas a nuestro médico.

Precauciones básicas a tener en cuenta para hacer ejercicios si no tienes total movilidad:

Siempre debemos tener la autorización del médico para realizar ejercicio físico.

Se deben evitar las actividades que requieren saltos, excesiva fuerza, movimientos bruscos y muy rápidos dados la alta probabilidad de sufrir caídas u otros accidentes.

Siempre se debe realizar un adecuado calentamiento así como un correcto proceso de vuelta a la calma antes de realizar ejercicio moderado durante el embarazo.

Es preferible el ejercicio regular a la actividad intermitente.

Las actividades competitivas sólo se reservarán para quienes competían previamente.

Se deben realizar chequeos regulares que controlen la frecuencia cardíaca, la respiración ante el esfuerzo y demás factores para eliminar riesgos durante el ejercicio.

Si tomamos éstas precauciones así como seguimos las indicaciones de nuestro médico sin tener intención de superar expectativas altas o excesos, lograremos tener una vida saludable libre de peligros, además de sentirnos bien con nosotros mismos y disfrutar de la sana diversión que conlleva hacer ejercicios si no tienes total movilidad regularmente.

banner-libro-dieta-fácil-en-30-dias

Si te ha gustado este post de ejercicios si no tienes total movilidad no olvides compartirlo en tus redes sociales favoritas.

A %d blogueros les gusta esto: