Ir de buffet libre y no engordar

Estamos haciendo dieta o queremos mantener nuestro peso, y nos invitan a comer, pero no a un sitio cualquiera, sino a un buffet libre, será importante conocer qué debemos de comer para ir de buffet libre y no engordar. Es posible aunque complicado, por eso, si acudimos a un buffet libre será importante tener en cuenta algunas pautas para comer y no engordar.

 

Ir-de-buffet-libre-y-no-engordar

Pautas para ir de buffet libre y no engordar:

No llegar con mucha hambre al buffet libre, es preferible consumir una fruta antes, de lo contrario no terminaremos de llenarnos y resultará imposible ir de buffet libre y no engordar.

Tras nuestra llegada, es recomendable un paseo por todo el buffet libre, para ojear que clases de comida hay, de qué podemos prescindir y cuáles pueden ser los alimentos más saludables y que menos nos vayan a engordar.

El plato pequeño, la mejor elección para ir de buffet libre y no engordar. En el buffet libre es mejor optar por un plato pequeño aunque a continuación del primero vayamos a por un segundo. Aquí el subconsciente juega un papel importante, al ver el plato lleno nos iremos a la mesa, y esto nos ayudará a no pasarnos y, por lo tanto, a no engordar.

Gran variedad: la gran variedad de alimentos y preparados que podemos encontrar en un buffet libre nos ayudará a elegir el menú según nuestra preferencia, por lo que podemos optar por verduras, hortalizas y productos naturales para asegurarnos de comer bien y no engordar a pesar de encontrarnos en un buffet.

Tranquilidad: en un buffet libre, con el movimiento de la gente levantándose y sentándose todo el tiempo, tendemos a acelerar nuestra comida, de forma que necesitaremos más alimentos para llenarnos. Cuanto más rápido comemos, más posibilidades tenemos de que estos alimentos nos engorden por el hecho de que comeremos más para saciar nuestro apetito (20 min).

A pesar de estar en un buffet libre, y poder permitirnos el lujo de servirnos dos platos pequeños de comida y no engordar, será importante levantarnos de la mesa sin estar totalmente llenos, es decir, sin llegar a la sensación de hinchazón. De lo contrario, además de estar con un malestar posteriormente, de seguro que notaremos que hemos engordado en unos días.

Los postres en el buffet libre: al igual que encontraremos tartas y postres muy apetitosos, también podremos encontrar fruta o yogures y, si estamos siguiendo una dieta o pretendemos no engordar, la segunda opción (fruta o yogur) sería la adecuada.

Un consejo a mayores: si no se trata de un día puntual, sino que sabemos que vamos a pasar días comiendo en un buffet libre, para asegurarnos de no engordar es recomendable prepararnos una semana antes y realizar todo el ejercicio que nos sea posible, así como cuidar nuestra alimentación al máximo.

 

Como veis, sí es posible ir de buffet libre y no engordar, sin embargo el auto control es fundamental y debemos llevar algunas pautas interiorizadas para que, al llegar allí, no terminemos por comer como si no hubiera un mañana y, por lo tanto, nos tendríamos que olvidar de estar en un buffet con la ventaja de no engordar.

A %d blogueros les gusta esto: