Las grasas adictivas

Las grasas son los nutrientes menos beneficiosos que podemos aportar a nuestra dietapara adelgazar o perder peso, pero las comidas en las que más abundan las grasas curiosamente las consideramos más sabrosas, esto se debe a que las grasas son adictivas, cuantas más consumimos
más adicción nos producen, y por tanto, más nos pide el organismo.

Las-grasas-adictivas

 

 

Las grasas adictivas

¿Por qué las grasas son adictivas?

Estos nutrientes tan poco recomendables tanto en dietas como a nivel saludable producen adicción y dependencia. La comida rápida es el mejor ejemplo de grasas adictivas, las típicas hamburguesas “comerciales”, el secreto de que sean adictivas reside en los compuestos químicos que contiene además de la propia grasa que resulta un manjar para nosotros, aunque puede ser un peligro para nuestra salud el consumo de grasas adictivas en cantidad.

 

¿Cómo se consiguen estas grasas adictivas?

Generalmente, las cadenas de comida rápida conocen este factor y tratan de fidelizar al cliente incluyendo en sus menús grasas adictivas, por lo cual consiguen que sus productos lleguen a ser más adictivos de lo que ya son. Estas empresas incluyen detalles como: el olor de la comida, un rico olor, la apariencia en sus carteles de publicidad, etc.

Si entramos en temas de adicción, estos locales saben que las grasas tienen el mismo efecto placebo para nosotros que cualquier otra sustancia que nos haga sentir bien tras consumirla. El secreto está ahí, con las grasas adictivas se consigue ese efecto en los consumidores,  crear una adicción gracias a esa sensación de bienestar que nos proporciona.

las_grasas_adictivas

Grasas sanas vs grasas adictivas:

Es importante destacar que en nuestra dieta diaria, y sobre todo en comidas caseras podemos encontrar grasas que no son especialmente perjudiciales ni se consideran grasas adictivas, como ejemplo tenemos las grasas monoinsaturadas que reducen el colesterol malo e incrementan el bueno, los alimentos con omega 3…

Pero dentro de las grasas perjudiciales para nuestra salud y sí consideradas grasas adictivas, encontramos las grasas saturadas, generalmente la grasa que encontramos en la ternera y el cordero, por ello es importante quitársela y consumir la carne sin grasa.

Las grasas trans o transgénicas, las grasas más adictivas, las que anteriormente mencionábamos de las cadenas de comida rápida. Los alimentos con grasas trans son alimentos con grasas adictivas y se consiguen al incrementar aceites de origen vegetal por “hidrogenización”, es decir, grasas adictivas conseguidas a través de productos químicos, nada beneficiosas para nosotros.

Un exceso en el consumo de este tipo de grasas suele relacionarse con problemas de corazón y con casos de obesidad y colesterol malo.

 

Los alimentos con grasas adictivas que podemos encontrar en nuestras casas son las frituras y bollería industrial, por eso siempre es preferible y muy recomendable elaborar un postre o dulce casero y no recurrir a un producto envasado y con este tipo de grasas.

A %d blogueros les gusta esto: