Mitos alimenticios

Generalmente, cuando buscamos información sobre qué alimentos nos engordan y cuáles no, podemos encontrar multitud de opiniones y en algunos casos nos encontramos mitos alimenticios de por medio. Creencias populares que, como siempre han sido así, las consideramos como verdaderas. Hoy vamos a aclarar algunos de esos mitos alimenticios y determinar claramente los alimentos que engordan y que no.

Mitos-alimenticios

Mitos alimenticios:

Carne: uno de los mitos alimenticios más comunes es que es necesario comer mucha carne para estar bien alimentado. ERROR. Es necesario comer de todo, carne y pescado, y hacer hincapié en verduras y frutas. Además, si buscamos no engordar no deberíamos excedernos con carnes grasas.

Saltarse comidas: es conocido el mito alimenticio de que para adelgazar se puede saltar alguna de las cinco comidas. Este es un error muy extendido y exactamente es al revés. Al saltarnos comidas, llegamos con más hambre a la siguiente y terminamos por comer más, y por lo tanto engordar, por este motivo es que este es uno de los mitos alimenticios más perjudiciales si estamos intentando no engordar.

Complejos alimenticios: Existe la falsa creencia o mito alimenticio de que ara mantener una dieta totalmente equilibrada y sana es necesario tomar complejos vitamínicos. ESTO NO ES ASÍ. Si en nuestra dieta incluimos alimentos con nutrientes necesarios para nuestro organismo, podemos conseguir una dieta equilibrada y una alimentación sana sin necesidad de engordar y mucho menos de tomar complejos vitamínicos para completar nuestra alimentación.

Sacarina y edulcorantes adelgazan: Este es otro mito alimenticio. No adelgazan. Lo que sí es cierto es que contienen una cantidad inferior de calorías que el azúcar y son condimentos perfectos para endulzar y no engordar.

Pescado azul, bueno para la salud pero engorda: Un reciente estudio desmiente este mito en alimentación, de forma que consumir pescados como el atún, las sardinas o el salmón, no solo es bueno para la salud sino que ayuda a no engordar, además de otros beneficios como rebajar el riesgo de colesterol y diabetes.

El agua durante las comidas engorda: Esto, más que un mito alimenticio, es una confusión, es decir: el agua no tiene calorías por lo tanto es imposible que engorde. Lo que puede provocarnos es sensación de hinchazón ante una mala digestión o saciedad en caso de consumir mucha junta, pero lo que es seguro es que no el agua no engorda.

Productos light que adelgazan: esto no es del todo cierto, no podría considerarse un mito alimenticio, pero la verdad es que al igual que en el caso de la sacarina, los productos light o dietcontienen menos calorías y por lo tanto pueden no aumentar nuestro peso pero no podemos calificarlos como alimentos que no engordan.

Los productos integrales no engordan: esto es falso y por lo tanto un mito alimenticio, por lo siguiente: contienen calorías como el resto de alimentos, la diferencia reside en que sus nutrientes son más fáciles de digerir y de asimilar por nuestro cuerpo. De ahí que creemos que son alimentos que no engordan, si engordan solo que es más fácil quemar estas calorías.

 

De seguro, encontraréis más mitos relacionados con la alimentación, nosotros tratamos de disipar las dudas de los mitos alimenticios más comunes y aclarar qué alimentos engordan, cuáles no, y hasta cuáles son más fáciles de digerir o más beneficiosos para nuestro organismo.

A %d blogueros les gusta esto: