no picar entre horas

Cuando realizamos una dieta, durante los primeros días y hasta que nuestro cuerpo se adapta a la nueva alimentación, el hambre volverá y la tendencia será a picar entre horas o picar entre comidas, la tentación del picoteo será muy grande… por eso hoy vamos a tratar el tema de no picar entre horas

no-picar-entre-horas

 

No picar entre horas:

No pasar demasiadas horas sin comer: 

Si realizamos las comidas diarias a las horas establecidas, habrá entre dos y tres horas entre una comida y otra, y el hambre no será tan incontrolable, de esta forma evitaremos picar entre horas

Mantenernos activos: 

Estar entretenidos con alguna tarea, si no tenemos nada que hacer, un hobby será una buena opción, nuestra mente estará ocupada y no estaremos tan pendientes de la comida ni de picar en los ratos libres.

Beber agua: 

Es importante beber 2 litros de agua al día y a veces esto basta para notar el efecto de tener el estómago lleno para aguantar hasta la siguiente comida sin picar.

Come con calma y sin prisas:

Si nos relajamos a la hora de la comida, comemos despacio y quedamos saciados, difícilmente llegaremos con hambre a la hora de la merienda y evitaremos el acto de picar entre comidas, sin embargo si comemos a toda prisa, nos llenaremos rápido y es muy posible que en una hora tengamos hambre de nueva así que, las comidas las tomaremos tranquilos.

Dormir bien y las horas necesarias: 

Parece que poco tiene que ver, ¿verdad? Pero la explicación reside en que nuestro cuerpo recupera su energía durante las horas de descanso, si las reducimos, nuestro cuerpo necesitará obtener esa energía de otra forma y nuestro apetito aumentará, recurriendo a picar entre comidas para recuperar esa energía que le falta a nuestro organismo.

No te quedes con hambre: 

Si estás llevando a cabo una dieta, y consideras que no has te has saciado tras haber comido, de postre complementa tu comida con una fruta, tu estómago terminará de llenarse y no picar entre horas será facil

Si no podemos evitar picar entre horas:

Puede darse el caso de que no aguantemos sin picar entre horas: ansiedad, nerviosismo, etc. No nos sentiremos culpables por que para estos casos también tenemos recursos para que picar entre comidas no sea un problema

 Fruta:

Si nos entra el apetito y necesitamos picar entre horas, una manzana grande o bien dos mandarinas, por poner un ejemplo, serán suficientes para aguantar el hambre hasta nuestra siguiente comida.

 

 Verduras:

Parece una locura tomar verduras a las 4 de la tarde o a las 8 de la noche, pero es una forma de no adquirir calorías y no aumentar de peso al picar entre comidas: un tomate, cortado en rodajas, aliñado, será una buena forma de hacer entender a nuestro estómago que  está lleno.

Barritas energéticas:

Hoy en día encontramos en el mercado barritas de dieta o light con pocas calorías, de cereales y alimentos que nos aportan energía y nada de grasa, muy buena opción para estos casos en los que picar entre comidas se hace inevitable. 

Lo mejor es decantarnos por las que menos calorías nos aporten pero que sean atractivas para nosotros y que nos resulten sabrosas.

Bebe agua para no picar entre horas: 

Hay muchas personas que, o bien se le olvida tomar la cantidad de agua necesaria para conseguir esa reducción de peso necesaria, o simplemente no son capaces de ingerir tanta cantidad por su falta de sabor. 

 

Las infusiones son ideales en estos casos para dar sabor a esos dos litros de agua, y así no picar entre comidas. Además, podemos encontrar infinidad de sabores en el mercado: frutas silvestres, fresas, vainilla, etc. y si nos apetece, productos que favorecerán la disminución de peso como té rojo y té verde, con propiedades depurativas que aportan muy buen sabor.

A %d blogueros les gusta esto: