Consigue un vientre plano dependiendo de que tipo de barriga tienes

¿Tienes barriga? Qué tipo de barriga tienes y cómo conseguir un vientre plano.
Por genética o por nuestros hábitos de vida, esta suele ser la zona donde generalmente se acumulan las bolsas de grasa y, como consecuencia, el lugar en el que más anti estética se ve.

Esto sí tiene solución, tras conocer cuál es el caso particular de nuestro cuerpo, podemos conocer a qué se debe y cómo debemos actuar en cada caso para reducir esa grasa de más en nuestra barriga.

Qué tipo de barriga tienes y cómo conseguirun vientre plano

 

 

Saber que tipo de barriga tienes para poder conseguir un vientre plano

1. La barriga “neumático” o doble:

caracterizada porque parte por una línea justo en la mitad. Puede ser debido, o bien a que pasemos mucho tiempo sentados o bien por el tipo de pantalón que generalmente usemos porque, como bien sabéis, la ropa que utilizamos también va modelando nuestro cuerpo.

Si utilizamos pantalones de tiro alto y con cinturones muy ajustados justo en el ombligo, nuestra barriga irá adoptando esta forma.
– Dieta:

en nuestra dieta suprimiremos todos esos alimentos que contienen azúcares en exceso, si sentimos ansiedad, algo dulce como la fruta nos ayudará, sobre todo los primeros días.

Los hidratos de carbono, que provienen de bollería industrial, como bollos o pasteles, debería suprimirse también, pudiendo optar por otro tipo de hidratos que podemos encontrar en el pan integral o tortitas de arroz, por ejemplo.
Ejercicio para conseguir un vientre plano:

tenemos dos zonas de barriga, tendremos que realizar dos ejercicios independientes, por una parte, abdominales superiores: espalda apoyada en el suelo (os recomiendo una colchoneta o alfombra para el ejercicio) y elevamos el tronco hasta los 45 grados y paramos cuando notemos que hace efecto.

Repetimos 5 veces y paramos. Así en una serie de 5. Para la parte inferior, tumbados, boca arriba, con el cuerpo totalmente estirado en el suelo, elevaremos nuestras piernas, preferiblemente manteniéndolas rectas, en caso de no ser capaces al principio, podéis comenzar con las piernas dobladas, luego os será más fácil con las piernas rectas.

 

2. Barriga cervecera o por estrés:
Este tipo de barriga suele ser propio de las personas con tendencia a tener malas digestiones, acumulación de gases e hinchazón.

Se caracteriza por ser uniforme pero más pronunciada en la parte inferior, y generalmente es más común en los hombres.
El estrés, malos hábitos como la alteración en las horas de las comidas, excesos en cafeína, comida rápida… suelen ser componentes muy propicios para que se forme este tipo de barriga
– Dieta:

!hábitos saludables ya! Sustituyendo, por ejemplo, el café por descafeinado, en lugar de comida rápida es preferible un bocadillo vegetal o un sándwich, alimentos que aporten calorías que nuestro cuerpo pueda utilizar y no se transformen en bolsas de grasa.

Hábitos como dormir más horas, acostarse más temprano, practicar métodos de relajación… será imprescindible para conseguir reducir esa panza tan característica.
– Ejercicio para conseguir un vientre plano:

debido a que el estrés sí influye mucho en este tipo de barrigas, optaremos por ejercicios de yoga, pilates y, para quemar grasa en la zona, correr 4 días a la semana, nos vendría genial.

Aquí no buscamos tonificar, de momento, sino perder esa grasa antiestética.

3. La barriguita:

tan usual y que se identifica por tener un estómago plano y la barriguita pronunciada hacia afuera.

Este tipo es más usual de las mujeres, y una de las más complicadas de eliminar pero no es imposible.

Aquí la genética si juega un gran papel sin embargo, con ciertos consejos podemos alcanzar un vientre plano e incluso tonificado (habla la experiencia).
– Dieta:

al ser una acumulación de grasa, ya sabéis que los alimentos con exceso de azúcares deberíamos reducirlos en nuestra dieta, aun así este no es la causa más relevante en este tipo de barriga, ya que suele estar más marcado, como os decía por los genes y además por malos hábitos de ejercicios.
– Ejercicio para conseguir un vientre plano:

generalmente, tendemos a realizar abdominales y ya.

Conseguimos reducir la grasa del abdomen, e incluso tonificar! Pero por el contrario, la barriga sigue ahí, ¿cómo reducirla? El truco está en: 5 días de ejercicio a la semana que combinará cardio con esfuerzo, es decir, salir a correr para eliminar grasa localizada como es el caso, tratando de dar zancadas largas, y como ejercicio de esfuerzo el que os comentaba anteriormente, con el cuerpo estirado en el suelo y boca arriba, elevaremos las piernas.

Notaréis como estáis trabajando justo esa zona.

– Es importante tener en cuenta que cuesta, y puede que no lleguemos a tener un vientre totalmente plano en este caso porque la genética está ahí, pero os puedo asegurar que desaparecerá casi del todo.

Si te ha gustado este post de qué tipo de barriga tienes y cómo conseguir un vientre plano no olvides compartirlo en las redes sociales

Recibe estas 10 recetas 100% saludables y que prepararás en menos de 15 minutos

Introduce tu nombre y tu e-mail aquí debajo para recibir tu regalo, 10 recetas 100% saludables y que prepararás en menos de 15 minutos GRATIS para tí.


No enviamos Spam. Repetamos su privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: