Quemar grasa consumiendo semilla de lino, es una forma muy saludable y fácil de depurar nuestro organismo, y es en lo que me centraré el día de hoy.

Además de esto, consumir semillas de lino a diario, limpia nuestros intestinos, preservando en perfectas condiciones nuestra vegetación intestinal, ayudandonos a suprimir las toxinas del cuerpo,mediante la limpieza de colon que favorece su ingesta.

Quemargrasaconlassemillasdelino

¿Qué son las semillas de lino?

Las semillas de lino son unas semillas singularmente ricas tanto en fibra como en ácidos grasos omega tres, con lo que de la misma manera que ocurre con la lecitina de soja, es un comestible recomendado para supervisar el colesterol.

Estas semillas son muy simples de encontrar; acostumbran a estar en venta aun en muchos supermercados.

Se pueden sostener frescas, conservándolas entre seis y doce meses a temperatura entorno

Propiedades nutricionales de las semillas de lino

Ricas en ácidos grasos poliinsaturados omega tres (setenta y cinco por ciento ) y omega seis (veinticinco por ciento ).
Vitaminas: vitamina liposoluble de tipo E y vitaminas del conjunto B.
Minerales: yodo, hierro, cinc, magnesio, calcio, potasio, manganeso, silicio, cobre, níquel, fósforo y cromo, entre otros muchos.
Ricas en enzimas ideales para la digestión.

Beneficios de las semillas de lino y como quemar grasa con ellas

Quema la grasa corporal: A través de la limpieza de colón que provoca su ingesta frecuente.
Facilita la digestión: Por su aporte de enzimas digestibles.
Ayuda contra el estreñimiento: Merced a su alto contenido en fibras.
Controla la glucosa: Regula el nivel de glucosa en la sangre.
Regula el colesterol: Por ser ricas en ácidos omega tres.
Propiedades anticancerigenas: Previenen el desarrollo del cáncer de mama,de colon y de próstata.

Formas de incluir las semillas de lino a nuestra dieta para quemar grasa

Enteras: Incluyéndolas en nuestros platos, puesto que su sabor es agradable y su tamaño facilita su ingesta, si bien en un caso así lo esencial es asegurarnos de masticar bien las semillas, a fin de que nuestro organismo las asimile bien y aproveche sus propiedades.

La cantidad recomendada es entre 2 y 3 cucharadas al día.
Molidas: Es la manera más practica de consumirlas, puesto que al molerlas su textura deja entremezclarlas con cualquier otro comestible, como yogur, cereales, cremas…

De esta forma nos aseguramos que nuestro organismo las pueda procesar absolutamente, dirigiéndolas en su totalidad.
Cápsulas: Es la mejor forma de aprovechar las ventajas de esta semilla sin estimar su sabor, ni tener que incorporarlas a nuestras comidas.

Una cápsula al día, siendo preferible en ayunas, es otra genial forma de gozar de las múltiples propiedades de estas semillas.
Aceite: Es otra forma de incluir las semillas de lino, si bien en un caso así es recomendable entremezclar una cucharada de aceite de lino a cualquiera de nuestras bebidas, ensaladas o bien cualquier otro comestible, reemplazando el aderezo frecuente por este aceite, cuyo sabor se semeja bastante al de la nuez.
Es esencial que siempre y en todo momento tengamos presente, ya antes de disponernos a efectuar cualquier dieta para reducir peso, que el paso inicial ha de ser, efectuar una buena desintoxicación para poner a punto a nuestro organismo y que este esté absolutamente listo para someterse de forma satisfactoria a una dieta.
Si te ha agradado este post sobre quemar grasa con las semillas de lino comenta y compártelo en tus redes sociales preferidas a fin de que tus amigos puedan verlo.

A %d blogueros les gusta esto: