Sudar adelgaza

A pesar de lo que muchos puedan meditar, sudar por sí solo no adelgaza. A pesar de que en los últimos tiempo hayan proliferado técnicas que provocan una profusa sudoración para, aparentemente, facilitar un “veloz” adelgazamiento, según ha asegurado la directora de la Unidad de Nutrición de la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB).


Sudar adelgaza

¿Por qué sudamos?

Sudar es una forma de limpiar nuestro organismo de las toxinas: en muchas culturas se hacen rituales para sudar. Cuando el cuerpo transpira, se ponen en funcionamiento un montón de procesos para liberar toxinas y acelerar el metabolismo.

El sudor es prácticamente agua, aunque contiene minerales, urea, ácido láctico, amoníaco y azúcar. Es la forma que tiene el cuerpo de regular la temperatura cuando hacemos ejercicio o bien estamos en verano, por poner un ejemplo. De esta manera, cuando el cuerpo se sobrecalienta, conseguimos que vuelva a la temperatura normal.
Muchas personas piensan de manera equivocada que la batalla contra la báscula pasa por terminar empapados en sudor tras practicar algún género de ejercicio. Combinar una nutrición equilibrada, variada y moderada, con la actividad física es la ecuación para dejarnos dejar esos kilos de más de una manera saludable

¿Qué es el sudor exactamente?

Como hemos comentado antes, el sudor es un termoregulador del cuerpo encargado de regular la subida de temperatura que aparece en nuestro organismo a consecuencia de el ejercicio físico que estamos efectuando.

Por tanto, el sudor es un proceso natural y esencial que se da sobre todo a la hora de hacer sacrificios, ya que sino elimináramos o compensáramos ese exceso de temperatura anatómico, podríamos incluso llegar a tener fiebre.

Además de esto, hay que tener en consideración que cada persona es un planeta, y que no todos sudamos del mismo modo o en la misma proporción. Esto va a depender de distintos factores como sexo, estado físico, peso, etcétera

El mejor ejercicio para perder grasa

A lo largo de la práctica de ejercicio, el organismo consigue energía de los hidratos de carbono o bien de las grasas, dependiendo del género de deporte que se realice y de la intensidad del mismo. Si se quiere adelgazar, el propósito es perder grasa, por lo que resulta interesante saber cuáles son los deportes más útiles para conseguir este fin.

Los ejercicios de intensidad moderada que se hacen durante un periodo de tiempo prolongado (aeróbic, andar a paso ligero, trotar, el esquí de fondo, nadar, el ciclismo de fondo, bailar…) reciben el nombre de deportes aeróbicos. Durante su práctica, los músculos consiguen energía sobre todo desde las reservas de grasa. De esta manera, se contribuye a reducir la grasa corporal, por lo que, junto a una dieta adecuada para bajar de peso, se pueden obtener resultados muy satisfactorios.

¿Qué hay de determinado en que sudar adelgaza?

Sí es cierto que si realizamos un entrenamiento en el que se requiere un enorme desgaste o esfuerzo muscular, por lo general, vamos a sudar más y con ello quemaremos más calorías y grasa.

Pero hay que tener clara una cosa, quemaremos más calorías y mayor cantidad de grasa por la intensidad del propio ejercicio o bien adiestramiento que estemos haciendo, y que es lo que va a provocar la sudoración, pero no como consecuencia de elevar aún más la temperatura anatómico a propósito.

Si hacemos el mismo adiestramiento pero abrigándonos al máximo o exponiéndonos a altas temperaturas buscando sudar más, de hecho sudaremos más, mas no por este motivo eliminaremos o bien quemaremos más grasa de lo normal.

Puede que inmediatamente consigamos bajar de peso, como puede suceder en el caso de meternos por poner un ejemplo en la sauna; mas el sudor que eliminamos por medio de los poros va a ser agua, no grasa. Agua que repondremos más tarde en cuanto tomemos.

A %d blogueros les gusta esto: