¿Sufres ansiedad? Tienes que leer esto para saber como afecta en tu dieta

¿Sufres ansiedad? Tienes que leer esto para saber como afecta en tu dieta 

La ansiedad se puede manifestar de diferentes maneras en nuestro cuerpo. Cuando aparece suele hacerlo sin avisar y se lleva por delante todo lo que pilla, por ello es importante que ante todo sepas reconocer la ansiedad cuando se presenta delante, saber atajarla y ponerle fin en vez de dejarte sucumbir por ella.

Desviar la atención y evitar pensar es una buena opción, pero en este post vamos a dar alguna más que nos servirán de gran ayuda y así evitar episodios indeseados en nuestra vida.

¿Sufres ansiedad? Tienes que leer esto para saber como afecta en tu dieta

El cuerpo es muy sabio; responde contra los virus, regula solo la temperatura corporal, bombea sangre constantemente, respira gracias a los pulmones, etcétera. Este cuerpo enormemente sabio que tenemos también nos envía mensajes para ayudarnos a mantener el equilibrio, en forma de antojos y ansiedad por comer. Es importante, pues, que cuando tengamos una “necesidad” irrefrenable de comer nos fijamos en lo que comemos, en qué carencias físicas y emocionales tenemos, y en cómo nos comportamos en la vida.

A diferencia del hambre diario normal que todos sentimos todos los días, los antojos son ansias fuertes por ciertos alimentos que parecen estar conectados al sistema de recompensas de nuestra mente. Las emociones, situaciones o asociaciones placenteras (quizás tu madre te recompensaba con helado de vainilla y un puñado de galletas con forma de animalitos si hacías todas tus tareas de la escuela) pueden accionar el ansia por un antojo.

Es cierto que cuando comes un alimento que ansías, el cerebro libera dopamina, un químico natural relacionado con el placer.

Incluso poderosos sentidos, como nuestro sentido del olfato y la vista, pueden desencadenar un episodio completo de ansias por algún alimento.

Si sufres de ataques de ansiedad por la noche, debes saber que es algo que ocurre con frecuencia y que tiene una explicación científica.

Se ha demostrado que nuestro reloj interno ( el ritmo circadiano) nos anima por la noche (sobre todo cerca de las 9 de la tarde) para a tomar algún alimento con azúcar.

Consejos para combatir la ansiedad en tu dieta

Hacer ejercicio todos los días

Esta es una manera bastante efectiva para controlar la ansiedad por comer exageradamente. El ejercicio físico es algo que no debe faltar en la vida de ninguna persona, ya que es la mejor manera de vivir saludable, tanto física como mentalmente, sobre todo cuando queremos dejar a un lado algunos problemas emocionales, como en el caso de la ansiedad.

Ceder un poco es mejor a largo plazo

La investigación reciente de una importante Universidad reveló que rendirse a la tentación es, a veces, el mejor curso de acción, siempre y cuando se haga con un poco de control en el tamaño de las porciones.

En un estudio realizado en 32 mujeres con sobrepeso, todas tuvieron una pérdida de peso promedio del 8% después de 12 meses, pero las que más éxito tuvieron fueron aquellas que tomaron algún antojo de vez en cuando. Cuando lo hicieron, comían el antojo en pequeñas cantidades, lo suficiente como para sentirse satisfechas.

El punto principal aquí es la práctica de contención y moderación, no la privación. Al prohibir una comida, sólo se hace mucho más atractiva y atrayente, y al final terminas comiéndola en exceso.

Así que cuando necesites alimentar al “monstruo del chocolate”, ten ya preparado un snack previamente preparado como, por ejemplo, una “Bolsa de 100 calorías” de Doritos y tómate una algún día. Tendrás muchas menos probabilidades de abandonar y atacar un plato entero de nachos.

Haz algunas flexiones cuando tengas ansiedad por comer

Mover los músculos es un calmante efectivo, quita la tensión instantáneamente. El ejercicio realmente engaña a tu cuerpo para que piense que está escapando de la fuente de su estrés.

El ejercicio hace que tu sangre circule con mayor rapidez y transporta el cortisol a los riñones para que lo expulse de tu organismo.

Una de las cosas más importantes que debemos buscar es mantener bajos los niveles de cortisol, una hormona que se dispara como una respuesta natural de nuestro cuerpo ante la ansiedad y el estrés

El (famoso) Omega 3

Los alimentos ricos en omega 3 como los pescados azules y los frutos secos, así como los cereales integrales que nos aportan vitamina B, favorecerán la mejora de la ansiedad. La vitamina B6 participa en los ciclos metabólicos para formar serotonina a partir del triptófano. Por lo tanto, en épocas de más nervios, es bueno tomar alimentos con vitaminas del grupo B, como copos de avena, levadura de cerveza o germen de trigo.

Dormir para combatir la ansiedad

Tu cuerpo percibe la falta de sueño como un factor de estrés importante. Un estudio de la Universidad de Chicago demostró que dormir un promedio de 6 horas y media cada noche puede aumentar el nivel de cortisol, con ello el apetito y después, lógicamente  el aumento de peso.

Como si esto no fuera suficiente, otra investigación muestra que la falta de sueño también aumenta los niveles de grelina, otra hormona que provoca que aumente el apetito. Y es un apetito desmedido por los alimentos dulce y salados.

La buena noticia es que después de unas noche durmiendo 8 horas, los niveles de gelina y cortisol, volvieron a equilibrarse, y con ellos la ansiedad y el estrés.

Los médicos recomiendan dormir de 7 a 9 horas.

Y ahora me gustaría respondieras a estas preguntas:

¿Tienes ansiedad durante la dieta?

¿a que horas del día te pide tu cuerpo comer?

¿como evitas no caer en la tentación?

¿Haces ejercicio para evadirte de la ansiedad?

Espero tus respuestas, siempre estoy a tu disposición para lo que necesites en mi correo yolandaycarmen@comoadelgazarcomiendo.info